Saltar al contenido

Pintura pastel

La combinación perfecta del dibujo con la pintura… Así lo definen muchos pintores ya que este tipo de pintura aporta luminosidad, color y frescura al mismo tiempo. Es una técnica muy parecida al carboncillo pero su gran variedad de colores hace que la pintura pastel sea la preferida por muchos artistas ya desde los comienzos de esta técnica con una mujer pionera llamada Rosalba Carriera pintora italiana perteneciente al estilo rococó.

Pintar con gises pastel

El pastel no es nada menos que pigmentos puros comprimidos en barras o lápices por ello se utiliza la técnica directa sobre el papel. Es muy apreciado por su opacidad, lo que permite superponer unas capas de color encima de otras sin perder el color que teníamos en la capa inferior.

Aplicar los colores pastel

El pastel es una técnica seca que se aplica sobre superficies rugosas. Podrás observar que cuando compras papel para pintar con pastel, las dos caras tienen una superficie áspera, pero una más que la otra. Puedes pintar sobre ambas partes teniendo en cuenta, que la parte más desigual, te permite que el pastel se adhiera mejor, pero ten en cuenta, que en tu cuadro se verá una textura más marcada.

Tipos de papel para pintar con pastel

Es el mismo que se utiliza para el carboncillo con la diferencia que en este tipo de pintura es muy utilizado el papel con colores, azules, rojos, cremas y grises dependiendo del acabado que le queramos dar. No te fijes en la marca, ni en el precio puede ser más caro o más barato, lo que importa es que se adapte a lo que tú deseas no sólo en medidas, también en calidad. Eso sí, pintar con pastel sobre papel de color, aporta mayor intensidad a tu creación artística.

Papel para pastel seco

Papel para pastel óleo

Pintar con pastel sobre madera

Pintar sobre tableros de madera es algo que muchos pintores profesionales hacen pero hay que conseguir darle una textura rugosa, esto se consigue con la ayuda de una piedra pómez. La superficie rugosa permite trabajar mejor con esta técnica pues el pastel se adherirá mejor en la superficie. Hoy en día ya podemos encontrar maderas rugosas listas para usar.

Formatos de la pintura a pastel

En bellas artes es muy conocida la técnica de pastel, es muy sencilla de manejar ya que al poder superponer colores y borrar una y otra vez, te permite la tranquilidad de que si fallas puedes volver a comenzar. Puedes comprar pintura a pastel en varios formatos, en barra al óleo, en barra a la tiza y en forma de lápiz.

Barras de colores pastel al óleo

La barra de pastel al óleo son barras más blandas. Sus pigmentos aglutinados con una pequeña cantidad de aceite, permite un manejo más suave en la difuminación. Las barras de pastel se utilizan principalmente partidas a la medida que se necesita, pues es más fácil de manejarse con ellas, es muy importante que antes de comenzar a pintar con ellas las limpies bien para evitar la mezcla de colores indeseables.

Barras de colores pasteles a la tiza

Estas son pinturas más secas y duras, por ello es mucho más fácil que se desprendan los pigmentos cuando estás pintando, por ello hazlo con cuidado y evita los roces. Con la técnica al óleo es más dificultoso hacer mezclas de colores homogéneas es por ello que mucho optan por tener un stock, no sólo de colores primarios, sino diferentes tonalidades de un mismo color.

Pasteles acuarelables

Los pasteles acuarelables tienen sus minas elaboradas con pigmentos igual que los demás pasteles a diferencia que están mezclados con ceras y o barnices que hacen posible que el pigmento se disuelva al contacto con el agua permitiendo combinar la técnica de los pasteles con la técnica de las acuarelas creando verdaderas obras de arte.

Lápices de pastel

Igual que las barras, también son pigmentos y se desprenden fácilmente del papel, pero los lápices tienen algunas ventajas que las barras no tienen, se utilizan para trazos suaves, finos con los que comenzar a bocetar. Además con la ventaja que podrás sacarle punta fácilmente, además evitas mancharte al pintar, consigues definir los trazos con mayor pulcritud y además con el lápiz de pastel blanco puedes dar esos puntos de luz que iluminan tu obra.

Guardar cuadros a pastel

Una vez acabado tu trabajo quieres que sea perdurable, para ello debes seguir unos pasos muy simples, no es obligatorio, pero es imprescindible si quieres que tu obra dure.

Spray fijador para pastel

La pintura pastel, sobre todo a la tiza, se suelta fácilmente de la base con sólo un roce, por ello un spray para fijar te vendrá bien pero has de tener en cuenta de aplicarlo bien, pues sino, pueden quedar chorrones indeseados o granulosidades en el cuadro, para evitar esto, aplica el spray sobre toda la superficie de manera regular sin dejarte ningún rincón y para evitar manchas a una distancia aproximada de unos 40 cm. Ten en cuenta que el spray siempre oscurece un poco los colores.

Carpetas para guardar cuadros

Puedes pintar a pastel un cuadro enmarcado o dibujarlo en un bloc, en papel, en lienzo o en madera… Eso es tu elección pero lo que si has de tener en cuenta es como guardarlo ya que el pastel es un pigmento que se desprende con facilidad, por ello guárdalo en un lugar seguro , dentro de una carpeta grande de dibujo y entre lámina y lámina coloca una hoja de papel de cebolla o papel vegetal.

Pintar con barras de pastel

1- Para pintar superficies amplias, pinta con la barra en posición horizontal.

2- Al cambiar de color o al comenzar a pintar, limpia la barra con un trapo seco

3- Los colores blancos y amarillos aportan mucha luminosidad y contrastes no se te olvide tenerlo en tu estuche de pastel.

4- Los colores más oscuros nos ayudan a perfilar, sombrear y dar profundidad, no olvides tener en tu stock de pinturas pastel diferentes colores con diferentes tonalidades.

5- No olvides proteger tus obras con el spray y si los tienes que guardar hazlo en carpetas adecuadas para guardar cuadros y separando las hojas con papel vegetal o de cebolla.

También podría ser de tu interés: